CUCARACHA ALEMANA » Alimentación, reproducción y hábitat

La cucaracha alemana, cuyo nombre científico es Blattella germánica, es uno de los tipos de blatodeos o cucarachas más extendidos en el mundo. En este sentido, la también denominada chiripa, en algunos países de América del Sur, se caracteriza por su color castaño claro o rubio y sus largas antenas. Además, es una de las plagas más comunes en las viviendas de todo el mundo.

Características físicas de la cucaracha alemana

Características de la cucaracha alemana

La cucaracha alemana es el tipo de blatodeo más común; asimismo, es una de las plagas domésticas que más afectan al ser humano, debido a su rápido proceso de reproducción. En ese sentido, su identificación y eliminación es importante para mantener los niveles de salubridad en hogares, restaurantes y otros espacios.

Forma del cuerpo

En primer lugar, al igual que otros tipos de cucarachas esta tiene un cuerpo en forma ovalada, un poco plana. Además, posee seis patas que se encuentran adheridas a los laterales de la zona torácica, así como también dos antenas muy finas y largas, que se aprecian con facilidad.

Por otro lado, este insecto cuenta con un par de alas, sin embargo, no suelen volar. Por el contrario, se desplazan por los suelos y paredes gracias a sus ágiles patas. Aunado a esto, se debe mencionar que pueden correr rápidamente, haciendo más difícil su eliminación.

Coloración y tamaño

En cuanto a su coloración, esta presenta una pigmentación que va desde el rubio hasta el marrón oscuro. Asimismo, cuenta con dos manchas verticales de color marrón oscuro, en la parte posterior de la cabeza. Sin embargo, algunos ejemplares pueden prescindir de estas pigmentaciones. Por último, este insecto mide entre 1 y 1,5 cm de largo.

Hábitat de la cucaracha alemana

Hábitat de la cucaracha alemana

El hábitat de esta cucaracha se encuentra vinculada a las viviendas de los seres humanos; prefieren los lugares cálidos y con altos niveles de humedad. Es por ello que suelen alojarse en cocinas, baños y otros espacios frecuentados por las personas.

Asimismo, esta especie suele esconderse en superficies rústicas, tal y como la madera, mientras que los espacios lisos como el metal o el acero inoxidable, son evitados. Cabe destacar, que este tipo de cucaracha se encuentra más activa durante las noches.

Alimentación de la cucaracha alemana

En lo que respecta a la alimentación de la cucaracha alemana, esta consume diversos tipos de alimentos, especialmente aquellos con altos niveles de azúcar y harina. En ese sentido, generalmente se alimentan de los restos desechados por las personas, en especial panes, frutas, verduras y bebidas.

Por otro lado, este tipo de insecto también puede consumir otros productos como prendas de vestir, pegamentos, resinas, cosméticos, entre otros. Asimismo, en condiciones críticas pueden implementar el canibalismo, alimentándose de otros ejemplares de la misma especie.

Reproducción de la cucaracha alemana

La cucaracha alemana se reproduce de forma sexual, es decir, la hembra se aparea con el macho para generar las crías; de esta manera, una vez que se lleva a cabo el proceso de fecundación, la hembra resguarda en su abdomen la ooteca. Es decir, la cobertura que recubre a los huevos que han sido fecundados y que esperan por su eclosión.

En este sentido, cada ooteca está conformada por 30 a 48 huevos, los cuales pasan aproximadamente 28 días en el organismo de la cucaracha; posteriormente, esta los deposita en un lugar seguro con las condiciones indicadas (generalmente, con alta humedad).

Una vez que los huevos se liberan, atraviesan por un aproximado de 6 etapas ninfales, esto en 120 días. No obstante, esta cantidad de fases de mudas de las ninfas de cucarachas, puede variar en relación al acceso a alimentos, así como también a la temperatura y el nivel de humedad del medio ambiente en el que se encuentran.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…